Nuestro proyecto

Nuestro proyecto se sustenta en estos pilares

  • Equipo pedagógico empático, sensible y con vocación. Todas nosotras somos maestras y técnicas, guías o asistentes Montessori, con formación en pedagogías activas, disciplina positiva y Aware Parenting.
  • Participación, apoyo y compromiso por parte de las familias que forman nuestro centro.
  • Programa educativo basados en las nuevas pedagogías cientificas, con el método Montessori como principal representante.
  • Confianza y respeto. Confianza en el potencial de cada uno/a y respeto a sus necesidades e intereses.
  • Seguridad emocionalEntendiendo que el juego, la risa, el llanto y las rabietas sirven como mecanismos de liberación de estrés. Ofreciéndoles la seguridad para que puedan expresarse libremente sin ningún tipo de juicio
  • Disciplina no punitiva. Que no haya castigos ni recompensas no significa que no haya límites y normas, necesarios para una buena convivencia y una buena salud emociona

La mayor señal del éxito de un profesor es poder decir: “Ahora los niños trabajan como si yo no existiera”

Maria Montessori

Conocedoras de la importancia de los 6 primeros años de vida, trabajamos las habilidades necesarias para lograr su autonomía, independecia y libertad.

Los sentidos

Desde el nacimiento hasta los tres años el niño absorbe todo sin esfuerzo con una mente inconsciente, tocando, mirando, oliendo, escuchando y probando todo lo que encuentra va acumulando impresiones, por lo que este es un período de enorme riqueza y que sentará las bases de su pensamiento.

La educación no se adquiere escuchando palabras sino en virtud de las experiencias efectuadas en el ambiente”

Maria Montessori
Movimiento en libertad

“Intentar enseñarle a un niño algo que puede aprender por sí mismo, no es tan sólo inútil sino también perjudicial”

Emmi Pikler

Para el niño/a, la posibilidad de moverse libremente representa el acceso a la fuente principal de conocimiento: su propio cuerpo y, a través de él, al mundo que lo rodea. Nuestras instalaciones están preparadas para cubrir todas las etapas de desarrollo físico desde las primeras etapas de desplazamiento 

Control de esfínteres y aseo personal

En Currusquinos entendemos el control de esfínteres como un proceso natural, en que intervienen tanto factores fisiológicos como emocionales, por ello, fomentamos una transición respetuosa y basada en los ritmos de cada uno. Para ello, además de ayudarles a reconocer cuándo necesitan ir al baño, les ofrecemos la oportunidad de practicar otras rutinas de higiene, aseo personal y cambio autónomo de ropa.

BLW y alimentación autónoma

Fuimos el primer centro infantil en introducir el método BLW y se lo recomendamos a las familias por considerarlo respetuoso y favorecedor de la autonomía del bebé.

Además, enfocamos la hora de la comida no como una simple rutina sino como un momento de encuentro en el que se trabajan infinidad de destrezas. Todos los niños y niñas de nuestro centro en mayor o menor medida participan en la preparación de alimentos: cogen sus cubiertos, platos y vasos, se sirven la cantidad de comida que consideran que se van a comer, recogen su mesa y colaboran en el cuidado del ambiente, lo que aumenta su autonomía y libertad

Gracia y cortesía

Las lecciones de gracia y cortesía se basan en la economía de los movimientos y en un análisis de los mismos. Son de cortesía por que ayudan a la convivencia con los demás, promueven un mejor desarrollo de las relaciones interpersonales. El adulto debe de estar muy consciente de sus palabras, movimientos y como se relaciona con los niños y adultos ya que él será el principal modelo de gracia y cortesía

Lenguaje y comunicación

El enfoque Montessori pone mucho énfasis en los años previos a la lecto-escritura y hace un trabajo decidido e intenso en las áreas de desarrollo del lenguaje y preparación de las habilidades de decodificación.

Por ello, el trabajo con el lenguaje es continuo: canciones, cuentos, conversaciones, vocabulario, validación de emociones…

Puesto que la metodología Montessori esta basada en una educación por y para la vida, una de las cosas que persigue, por lo tanto, es la educación en valores. Nosotras trabajamos la coeducación de manera trasversal en nuestro día a día.

Ambiente preparado

Durante los 6 primeros años el desarrollo del niño es guiado por su mente absor. El niño durante estos primeros años encarna su ambiente, lo hace parte de sí mismo. Su capacidad de aprendizaje es ilimitada y el niño aprenderá con el simple hecho de vivir. Por ello, un ambiente montessori está diseñado para que, a través de la libertad y la autodisciplina el niño encuentre lo que necesite para su desarrollo evolutivo. Nada está al azar, sino que cada material, cada objeto tiene su razón de ser

“Absorbe el ambiente y se transforma en armonía del mismo, igual que lo hacen los insectos con los vegetales sobre los que se posan. Las impresiones que recibe el niño del ambiente son tan profundas que, por medio de cierta transformación biológica o psicoquímica, termina asemejándose al ambiente mismo. Los niños se transforman y se convierten en las cosas que les gustan.” 

M. Montessori, La mente Absorbente